Otoplastia

La otoplastia es la cirugía que permite modificar la forma, posición o tamaño de las orejas.

Puede hacerse a cualquier edad una vez que las orejas han alcanzado su tamaño definitivo, generalmente a partir de los 5-6 años.

En ocasiones las orejas prominentes o de “soplillo” son objeto de mofa y pueden afectar nuestro comportamiento, generar problemas de adaptación y autoestima. 

otoplastia

Esta cirugía se puede llevar a cabo de forma ambulatoria sin necesidad de ingreso hospitalario. La anestesia depende de la edad del paciente, utilizando generalmente anestesia general en pacientes menores de 10 años.

La técnica empleada depende del problema concreto, pero en todas se utiliza una incisión en la parte posterior de la oreja que deja la cicatriz oculta detrás de la oreja.

Contamos con un equipo de profesionales a su servicio y los métodos más avanzados para garantizar tu confort y seguridad durante todo el proceso. 

Planifica tu cirugía de otoplastia

Muchos pacientes, niños o adultos, están inseguros acerca del resultado de la otoplastia. Siempre vamos a buscar resultados naturales, y aunque no se consiga la simetría absoluta, si sus expectativas son realistas estará muy satisfecho con el resultado.

Como en cualquier cirugía estética para alcanzar el mejor resultado es clave hacer un estudio detallado de la anatomía para identificar las alteraciones que hay que corregir. La doctora evaluará personalmente tu caso y te informará del procedimiento que mejor se adapte a tus necesidades, resolviendo todas tus dudas.

Las personas fumadoras deben saber que dejar de fumar es el primer paso para una recuperación rápida y sin complicaciones, ya que el tabaco es uno de los factores que más influye en la salud de nuestra piel. 

Postoperatorio de otoplastia

Llevará un vendaje las primeras 24-48 horas que será sustituido por una banda elástica que llevará la primera semana. Esto protege las orejas en una posición cercana a la cabeza facilitando el proceso de cicatrización. Es recomendable usarla durante las horas de sueño durante el primer mes como protección.

Los primeros días las orejas estarán hinchadas y amoratadas, poco a poco irán recuperando un aspecto normal.Es habitual sentir la zona adormecida o acorchada las primeras semana o meses. Es aconsejable proteger las orejas del frío y evitar secadores de pelo con aire caliente hasta recuperar una sensibilidad normal.

Los resultados pueden verse a partir de la 2-3 semana, aunque no será definitivo hasta los 6 meses dependiendo de cada caso. 

Dudas frecuentes

¿Se pueden usar gafas después de una otoplastia?

No durante las primeras dos semanas, tras este tiempo podrás utilizarlas con normalidad. 

¿Qué hago si mi hijo no se quiere operar?

Aunque este problema puede producir complejos y problemas de integración, no se debe insistir en la cirugía si el niño no lo desea. Aquellos niños que no se encuentran a disgusto con sus orejas serán poco cooperadores y estarán menos contentos con el resultado. 

¿Se puede solucionar sin cirugía?

Solo cuando se detecta en el bebe se puede corregir sin cirugía. Para ello se utilizan unos moldes de silicona que van dando forma a la oreja. 

¿Puede volver a su forma después de haberme operado?

Es la complicación más frecuente de esta técnica y se sitúa según los estudios científicos en torno al 15%. Para evitarlo hay que poner especial cuidado a la técnica quirúrgica y cumplir de forma estricta las recomendaciones y cuidados postoperatorios.