Guía para reparar la piel tras el verano

Publicado por cirugiarv en

Tu piel tras el verano también sufre el síndrome post vacacional.

Con esta guía te enseñamos cómo combatir estos efectos para devolver a tu piel el aspecto homogéneo, luminoso y saludable que tenía antes de estas fechas. 

¿Cómo está la piel tras el verano?

Durante el verano la piel está expuesta a una mayor exposición solar, aires acondicionados, cloro, sal y muchas veces, también a una peor alimentación y a una relajación en la rutina habitual de cuidados faciales.

En la mayoría de casos la piel sufre una importante deshidratación tras el verano, que suele ir acompañada de la aparición de nuevas manchas.

La exposición a las radiaciones UVB y UVA produce un aumento de la destrucción de elastina y aumenta el estrés oxidativo generando radicales libres. La piel pierde firmeza y adquiere un aspecto apagado y sin brillo.

piel tras el verano

¿Cómo recuperar la piel tras el verano?

La piel necesita un tratamiento que se centre en la exfoliación y la hidratación.

Exfoliación

La exfoliación tiene como objetivo retirar las células muertas de la capa más superficial de la piel.

Existen productos muy agresivos que pueden destruir la función de barrera protectora de la piel y una limpieza diaria, bien ejecutada, debería ser suficiente para mantener la piel limpia y en buen estado. Sin embargo, tras el verano la mayor exposición a agentes externos y el peor cuidado diario facial en estos meses, pueden hacer necesario un peeling químico.

Los principios activos como el ácido salicílico tienen un gran poder queratolítico y astringente. Son ideales para tratar los efectos del verano ya que son aptos en pieles oscuras. Para pieles muy sensibles, el ácido mandélico es también muy eficaz.

Hidratación

En cuanto a la hidratación, hay que hidratarse por dentro y por fuera. Lo ideal es beber alrededor de litro y medio de líquidos cada día y aumentar el consumo de alimentos antioxidantes con gran concentración de vitaminas C y E ( tomates, melón, limón, naranja, espinacas, brócoli, acelgas, aguacate…).

Numerosos serums y cremas de día tienen un alto poder hidratante. Sobretodo nos van a ayudar las que contengan ácido hialurónico o vitamina C.

Hidratación profunda + nutrición

Para proporcionar a la piel una profunda hidratación y nutrición después del verano se puede recurrir a la micropunción con Nanopore.

Combina el efecto en la dermis de la punción con un cóctel de factores de crecimiento, vitaminas, minerales, aminoácidos o ácido hialurónico que penetran directamente a las capas más profundas de la dermis.

Es un tratamiento para la piel deshidratada muy efectivo. Se diseña un tratamiento personalizado según las necesidades de cada piel.

La sesión dura unos 30 minutos y la recuperación es muy rápida, unicamente puede aparecer un leve enrojecimiento las primeras 24 horas.

Los efectos se notarán a partir de los 2-3 días posteriores al tratamiento y lo ideal es hacer un total de 3 – 4 sesiones para alcanzar los mejores resultados.

¿Cómo reparar el daño crónico?

El daño celular, tanto en el ADN de forma directa como a través de procesos oxidativos de forma indirecta, se produce por la exposición solar y es acumulativa.

La piel tiene memoria y por ello es tan importante prevenir al máximo la exposición solar, con fotoprotección alta durante todo el año y evitando la exposición en las horas centrales del día.

La piel de la cara es junto con el escote y el dorso de las manos la parte que más radiación recibe de todo el cuerpo. El mejor arma contra el fotoenvejecimiento consiste en la combinación de técnicas que cooperen para mejorar el aspecto de la piel dañada.
Podemos utilizar para reparar este daño peelings antioxidantes y despigmentantes muy eficaces en la regeneración dérmica que estimulan la síntesis de colágeno y nos ayudan a conseguir una piel más uniforme y luminosa.

La toxina botulínica previene y reduce las arrugas de expresión por el sol del tercio superior de la cara, como las patas de gallo o las arrugas del entrecejo. También podemos utilizar los rellenos de ácido hialurónico para reafirmar zonas flácidas donde se ha perdido la firmeza o la mesoterapia con ácido hialurónico para redensificar la dermis.

Categorías: Blog

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *