Botox

¿Qué es?

La toxina botulínica, conocida comúnmente como botox, es una sustancia producida por una bacteria llamada Clostridium botulinium. En medicina estética, la inyección de toxina botulínica se utiliza para el tratamiento de las arrugas que han aparecido por contracción de la musculatura facial.

La toxina botulínica bloquea la transmisión del impulso nervioso al músculo de forma transitoria produciendo la parálisis del músculo. Al cabo de unos meses, el músculo recupera su actividad.

botox
infiltración de toxina botulina

En España contamos tres tipos de toxina botulínica tipo A aprobados por el Ministerio de Sanidad. Nosotros trabajamos con Vistabel® (Allergan, Irving, California, USA) y Azzalure® (Galderma, Lausanne, Suiza).

Usos del botox

La infiltración de toxina botulínica, es un procedimiento no invasivo ideal para combatir los efectos de la edad, la exposición solar y el estrés diario en el tercio superior de la cara.

Suaviza y previene las arrugas de la frente, el entrecejo y las patas de gallo, dándole a nuestra mirada una expresión mas despierta y fresca, y con ello, rejuvenecida.

La toxina botulínica tiene otros usos menos conocidos, como por ejemplo, el tratamiento de la sudoración excesiva. La toxina disminuye la actividad de las glándulas sudoríparas.

También se usa eficazmente en el tratamiento de la migraña, la espasticidad, el blefaroespasmo y últimamente también se ha extendido su uso en el tratamiento del bruxismo.

Tratamiento con botox

El tratamiento consiste en la inyección de la toxina botulínica en determinados puntos de la cara, con el fin de paralizarlos y hacer desaparecer las arrugas cutáneas finas generadas por su contracción. 

Este tratamiento se realiza en consulta, de forma prácticamente indolora y con recuperación inmediata. 

La desaparición de las arrugas no es inmediata. Podrás ver el efecto en unos 3-7 días generalmente. Aunque puede tardar hasta 14 días.

El efecto de la parálisis es máximo al cabo de unas semanas y va desapareciendo en un plazo de tiempo variable de entre tres y seis meses.

Se puede aplicar una pomada con anestesia para disminuir posibles molestias. Tras la infiltración, podrás incorporarte de forma inmediata a tu vida cotidiana. 

Debe tener especial cuidado las 4 horas siguientes al tratamiento evitar mover o apoyarse en la zona. Aunque no es habitual puede aparecer algún pequeño hematoma que desaparece en unos días. 

Dudas frecuentes

¿ Es el botox el mejor tratamiento para las arrugas?

No existe un mejor tratamiento en medicina estética. Contamos con multitud de opciones y combinaciones.

El botox es una de las herramientas más conocidas porque sus resultados son excelentes en el tercio superior de la cara. Sin embargo, no es útil para todo. Es necesaria una valoración médica personalizada para ofrecerte el mejor tratamiento en tu caso particular. 

¿ Se puede aplicar en cualquier época del año?

Sí. No hay ningún problema en utilizarlo en cualquier época del año.

¿Es frecuente tener que hacer un retoque después de la infiltración con botox? 

Lo ideal es realizar una revisión a los 15 días de la infiltración. En este momento se puede realizar un retoque en alguna zona.

Es preferible trabajar de forma progresiva que ser muy agresivos. Es la forma de evitar expresiones poco naturales, con cejas excesivamente arqueadas o elevadas. 

¿ Disminuye el efecto por el uso continuado de toxina botulínica?

La aplicación repetida de toxina botulínica, si bien no se asocia a la parálisis definitiva del músculo, sí se asocia a una mayor duración de su efecto.

Aunque se ha descrito la aparición de anticuerpos frente a la toxina, no es algo frecuente. Especialmente si se usan los productos adecuados en las dosis y plazos establecidos.

¿A qué edad se recomienda empezar a usar botox?

No existe ninguna recomendación sobre cuándo comenzar su uso. Los primeros signos del envejecimiento aparecen en torno a los 30 años, no obstante siempre es necesario un diagnóstico médico personalizado para determinar si un tratamiento puede ser adecuado.